ConsejosPaisajismo

Optimiza posibilidades en jardines de suelos ricos

Para la mayoría de las plantas, componer un jardín que ofrece un suelo rico, franco y pleno sol es el mejor de los mundos posibles. Casi todo lo que la planta necesitará para desarrollarse estará allí y será necesario poco  cuidado adicional.

Para sacar máximo provecho de la situación, considera que el cultivo de plantas sin preocupaciones te da la oportunidad de optar por plantas menos tradicionales, que tienen varios rasgos entrañables. Por poner un ejemplo, la lavanda y flores de clavel  son hermosos y de embriagadora fragancia. Su follaje suave color gris-verde permite a esas y otras plantas de hoja de plata, como Artemisia y el Molinero polvoriento, combinar bien con cualquier otro tipo.

Las plantas de hoja color plata, crecerán muy bien en este tipo de suelo y puedes sacar partido de ello, combinando con otras especies perennes y de arbustos en flor, que compondrán un entorno armonioso y contrastante a la vez.

Otras opciones a considerar son las Malvas,  la Espuela de caballero, los Guisantes de olor fragante, y otras plantas con flores crecimiento vertical, que a veces se llaman “plantas aguja”, para disfrutar más de la huerta con sus formas verticales. ¿Cómo optimizar su presencia? Creando un fondo de colores para otras variedades más pequeñas o más vulnerables, es decir  plantas más delicadas.

Si el rojo es su pasión, puedes disfrutar de lirios orientales, arces japoneses de hojas rojas, o todos los tipos de rosas. Como toque final, suma un césped verde, para presentar y enmarcar con mayor elegancia tu colección de plantas de jardín. La situación soleada apoyará tus ambiciones allí, ya que con pleno sol y en tierra buena, realmente puedes tener todo.

Imagen: gardenjunior