Consejos

Para conocer, prevenir y curar alguna de las enfermedades más frecuentes (III)

para-conocer-prevenir-y-curar-alguna-de-las-enfermedades-mas-frecuentes-iii

A manera de continuación de la serie de dos posts anteriores que compartimos hace un tiempo atrás, hoy continúo realizando una reseña práctica y sintética, con formato de breve glosario, de aquellos problemas más frecuentes que se presentan en nuestro ambiente de la jardinería.

  •  Antracnosis

Manchitas negras y hundidas que aparecen en las hojas de las palmeras, ficus y otras plantas. Pueden aparecer rayas marrón oscuro en las puntas de las hojas. Esta enfermedad va asociada a los ambientes húmedos y cálidos y es, pues, mucho más probable que se dé en el invernadero que en la sala de estar. Puedes observar su aspecto en la imagen, donde se muestra un caso de antracnosis en un rosal.

Quita las hojas infectadas y quémalas, rocía la planta con benomyl y manténgala algo seca y sin pulverizar algunas semanas.

  • Botritis

Moho gris y esponjoso que puede cubrir todas las partes de la planta (hojas, tallos, capullos y flores) si el ambiente es fresco, húmedo y poco ventilado. Puede afectar a todas las plantas de hojas blandas, y particularmente Begonia, Cyclamen, gloxinia y saintpaulia. Corta y destruye todas las plantas afectadas. Quita el compost infectado. Rocía con benomyl. Reduce los riegos y pulveriza menos mejora la ventilación.

  • Orugas

Hay diversos tipos de orugas que pueden infectar las plantas en un invernadero, pero estas plagas se dan raramente en las plantas de una habitación. El síntoma que las descubre es la presencia de agujeros en las hojas. Algunos tipos de orugas retuercen las hojas “atándolas” con hilos de seda. Sácalas y mátalas una a una; normalmente no es necesario rociar con fenitrothion o derris, pero si el problema persiste ten presente los nombres de estos productos.