Plantas y Flores

Plantas con múltiples aplicaciones (II): Angélica

plantas-con-multiples-aplicaciones-ii-angelica

He aquí el segundo post de esta serie. En el primero de ellos te presentábamos a la Piña Americana o Ananá. La idea de esta propuesta es proporcionar en un solo post tres aportes concretos: cómo identificar la especie, una receta gastronómica que la incluya y una receta de la “abuela” de perfil medicinal o terapéutico, extraída de la sabiduría popular. La planta de hoy… tiene nombre de mujer: Angélica

  • Identificación

Su nombre científico es Angélica archangelica L. y tiene varios nombres comunes, entre otros: raíz o hierba del Espíritu Santo, larga vida, etc. Las partes que más se utilizan de esta planta son su raíz, sus hojas, sus frutos y las sumidades floridas. Se la conoce popularmente como estimulante y fortificante de las funciones estomacales. Actúa en cólicos, gases y vómitos espasmódicos. En casos de debilidad general del organismo se usa para abrir el apetito. Es un excelente tónico amargo y estimulante aromático y digestivo.

  • Usos gastronómicos

Forma parte de gran cantidad de aperitivos y licores, tanto de fabricación casera como de algunos que se expenden en los comercios. También se emplea como hortaliza, cruda o cocida y en la fabricación de sabrosos dulces. La receta de hoy es un licor, llamado ..

Licor del espíritu

60 g de raíz de angélica, 10 g de semillas de hinojo, 10 g de semillas de anís, 1/4 litro de alcohol puro, 1/2 kg de azúcar

Poner en un frasco de boca ancha las raíces de angélica, las de hinojo y las de anís. Cubrir con el alcohol, tapar el frasco y dejar en maceración una Semana. Al cabo de ese tiempo filtrar el licor a través de una gasa fina. Con el azúcar y 1 litro de agua hacer un caramelo sin permitir que tome demasiado color. Adicionar el alcohol y poner en botellón con tapa. Servir 1/2 copita antes o después de cada comida como licor digestivo.

  • Uso terapéutico:

En la medicina popular se lo usa como tónico de las funciones menstruales en mujeres con deficiencias de nutrición. Pero la propuesta que te presentamos hoy es un…

Tónico digestivo

Macerar 50 g de angélica, 10 g de manzanilla, 5 g de colombo y 5 g de cuasia en 1 litro de vino blanco dulce durante una semana. Agitar periódicamente. Al cabo de este tiempo, filtrar y usar antes o después de las comidas como aperitivo o digestivo. Estimula la función estomacal y es de sabor amargo. Debe filtrarse muy bien. En casos leves se puede incorporar a la mamadera 2 veces por día. En los casos más agudos hasta 3 veces. No cambia mayormente el sabor de la leche, y por eso no provoca rechazos.