Arboles

Plantas con múltiples aplicaciones (V): Higuera

plantas-con-multiples-aplicaciones-v-higuera

Quinta entrega de esta serie. En nuestra propuesta anterior, hicimos referencia al Arazá o Guayaba. Hoy compartimos conceptos y aplicaciones acerca de la Higuera.

Nombre científico: Ficus carica

Nombre vulgar: Higuera

Partes a usar: hojas y frutos

  • Utilidad general: esta es una planta sobre la cual no se han hecho aún todos los estudios pertinentes como para dar un veredicto razonable acerca de su aplicación farmacológica en cuanto a las propiedades que se dice posee. Pero sí se podemos comentar sobre los efectos que le atribuye la medicina popular. Popularmente se emplean sus hojas para bajar el contenido de azúcar en la sangre (antidiabético). Además se puede emplear el látex que segrega el fruto para ser incorporado a cremas o leches de limpieza. Por vía interna se pueden usar sus frutos comestibles o bien sus hojas en cocimientos al 20%».

  • Utilidad terapéutica: Té adelgazante

La sabiduría popular, le otorga créditos como adelgazante a la infusión preparada de esta forma.

Preparar un cocimiento con 10 g de romero, 10 g de poleo, 15 de hojas de cedrón, 10 g de fucus, 20 g de hojas de incayuyo y 35 g de hisopo. Se toma cuatro veces por día. Es una excelente fórmula adelgazante que actúa quemando las grasas y sobre el sistema hormonal del individuo a la vez que como diurético. La ventaja sobre otras fórmulas adelgazantes es que no actúa como purgante. Es de sabor muy agradable y se puede tomar habitualmente. No interfiere con los regímenes alimentarios comunes.

  • Utilidad gastronómica: Higos en almíbar

1 kilo de higos no demasiado maduros

1 kilo de azúcar preferentemente refinería

1 litro de agua

1 cucharadita de sal gruesa

1 chaucha de vainilla

Lavar los higos, pincharlos con una aguja o tenedor y dejarlos durante 1 hora en remojo con agua y la sal. Escurrirlos. Colocarlos en otra cacerola, cubrirlos con agua y llevar al fuego. Apenas rompa el hervor retirar del fuego y refrescar la fruta varias veces con agua fría. Preparar un almíbar a punto de hilo fuerte con el azúcar, el litro de agua y la vainilla. Incorporar los higos y hervir hasta que estén tiernos. Retirar y envasar cubriéndolos con el almíbar.