ConsejosPlantas y Flores

Plantas de Navidad

A pesar de las luces, los adornos y la rica gastronomía pocas cosas  son tan  populares entre los adornos de Navidad, como algunas de las plantas más tradicionales. Como su nombre indica, las plantas de hoja perenne nos complacen con su color verde todo el tiempo, y debido a esto, la gente a lo largo de la historia los han considerado como símbolos especiales de la vida eterna o el renacimiento.

Desde tiempos remotos se sabe que dichas plantas también ofrecen beneficios medicinales. Aún durante la temporada con los días más oscuros del año (al menos en el hemisferio norte), árboles de hoja perenne presentan un vibrante contraste con el mundo exterior natural.

Con el tiempo, las plantas como el acebo, pino y el muérdago se han incorporado a las tradiciones de la Navidad, aunque no sin generar algunas controversias. Mientras que el uso de algunas plantas de hoja perenne por los antiguos romanos y druidas, por ejemplo, es anterior a la cristiandad, algunas de ellas tienen características que han llegado a representar símbolos de Cristo o de la temporada para conmemorar su nacimiento. Hoy veremos uno de los casos más tradicionales:

  • Acebo (Ilex aquifolium)

Uno de los más populares “verdes” de Navidad es el Acebo, que es un árbol nativo de Europa central y meridional. Una vieja leyenda dice que el acebo creció bajo los pasos de Jesucristo, y sus hojas espinosas y bayas rojas simbolizan el sufrimiento físico en la cruz. Esta es la razón de que al Acebo se le conozca como  “espina de Cristo” en algunos países del norte de Europa. Mientras que las hojas del acebo fueron utilizadas para el tratamiento de enfermedades caracterizadas por fiebre, las bayas de la planta son tóxicas.