Consejos

Plantas de pequeño porte (II)

capuchina

La propuesta es agrupar bajo este ítem un conjunto de plantas muy decorativas y floridas en las que puedes pensar a la hora de necesitar “vestir” de verde y color algún espacio relativamente pequeño, donde -por necesidades de espacio físico- no vas a querer que las plantas que elijas se expandan en altura o en ancho. En un post anterior fueron las primeras sugerencias, y aquí os presento las de hoy…

  •  Capuchina enana (Tropaeolum)

Crecerá entre 30 a 40 centímetros. Su cultivo es muy sencillo. Se trata de razas pequeñas, muy decorativas gracias a una abundante floración de colores vivos como puedes apreciar en la imagen), sin embargo, son muy sensibles lo mismo a la gran sequía que al exceso de riegos. En el primer caso, son atacadas frecuentemente por los pulgones y perecen; en el segundo caso, el exceso de vegetación impide la floración. Florecen a partir de junio. Son dúctiles en el sentido de que todas las tierras les van bien. Les favorecerá una exposición preferentemente asoleada. Podrás elegir entre una amplia gama de variedades; entre ellas destaco las llamadas “dobles” entre las que te menciono: Globo de Oro y Globo de Fuego. Por supuesto también existen las conocidas como Capuchinas “sencillas“y entre ellas señalo: Emperatriz de las Indias y Vesubio.

  • Crisantemos.

Planta muy conocida de floración intensa y colorida y si hablamos de plantas de pequeño porte – que es el tema que nos ocupa-, mi sugerencia son las llamadas variedades enanas que constituyen un grupo especialmente recomendables para las decoraciones otoñales.

  • Geranios (Pelagorium zonale y P. inquinians)

Alcanzará un porte máximo de unos 40 centímetros. Esta raza tiene las mismas exigencias y las mismas cualidades decorativas que el geranio hiedra del cual hemos hablado antes, es decir: vigor, poco exigente y colores muy vivos.