Consejos

Plantas que curan y plantas que dañan (III)

ciclamen

Antes de seguir adelante, con el contenido de este tercer y último post, te invito a leer el primero y segundo de esta serie, donde compartimos ya algunos ejemplos sobre este tema.

Vamos ahora a ver algunas plantas que provocan trastornos digestivos. Entre las más conocidas podemos mencionar a las aráceas, las azaleas , las amarillidáceas en general, la alemanda, las liliáceas, las euforbiáceas, el

Realizando una lista de aquellas plantas que provocan otro tipo de trastornos, por lo que hay que ser cuidadoso con su contacto, mencionamos a:

  • Philodendron y ficus: alteraciones a nivel renal.
  • Ciclamen (la que vemos en imagen), muérdago y rododendro: alteraciones y trastornos a nivel cardiovascular.
  • Amarillidáceas, muérdago, campanilla, mimosa del Japón, philodendron y marihuana: variado espectro de alteraciones de conducta y nerviosas, que incluyen pérdidas de conciencia a nivel leve.

Ten siempre en cuenta que muchas de nuestras plantas están en contacto todo el tiempo con nosotros y las consideramos inofensivas, pero cuando menos lo esperes, por accidente, o por inconsciencia(caso típico de los niños pequeños) algún trozo podría tomar contacto con su boca o sistema digestivo, y provocar desde alergias leves a trastornos severos.

Mi mejor consejo es tener mucho cuidado y evaluar con cuidado las plantas que están compartiendo nuestra vida cotidiana, sin llegar a quitar las peligrosas, basta con dejarlas menos accesibles.

 

  • http://www.viridis.es Jorge Muñiz – Viridis

    Hola de nuevo Escarlata. Otra vez un acierto tratar este tema, siempre con rigor y sin alarmismo. Siempre hemos convivido con ellas y podemos seguir haciéndolo de ahora en adelante. Quizás el mayor riesgo está en la enorme desconexión entre los urbanitas, que ahora somos la gran mayoría de los humanos, y el mundo silvestre. Me parece preocupante esa tendencia a identificar lo “natural” con lo beneficioso, olvidando que naturales son el petróleo, el uranio, la nicotina o la cicuta. Y ya se sabe que no conviene abusar…