Arboles

Poda de frutales en invierno

pruning tree

Me dirás que aún no estamos en invierno; es verdad pero en el caso de ciertas acciones y tareas, es importante prepararse para ellas con tiempo y contemplar todo tipo de detalles, tanto operativos como de presupuesto.

Poda de invierno

El cuidado de árboles frutales, como los manzanos y perales es el fundamento básico para asegurar la buena calidad de las frutas más tarde, en el otoño siguiente. El propósito de la poda de invierno y de otros cuidados a manzanos y perales, es fomentar brotes fructíferos que se fueron los brotes de fruta y los frutos se desarrollan siguiente.

¿Cuándo comenzar?

En noviembre, una vez que los árboles o arbustos han comenzado a estar  inactivos y las hojas han caído totalmente, estás habilitado para llevar a cabo la poda. En primer lugar comienza buscando cualquier signo de enfermedades o plagas en tronco y ramas.

La principal enfermedad que estás buscando es el cancro; una enfermedad que las bacterias que causan las ramas deformes y se evidencia con crecimientos ulcerosos. Todas estas partes deben ser eliminadas, aún si cuenta con brotes o yemas.

Cuando haya terminado la poda, es recomendable alguna aplicación con un rociador de productos que prevengan ésta y otras enfermedades. Una técnica antigua pero eficiente, es la técnica llamada “lavado” de alquitrán; debe hacerse  permitiendo correr por tallos y troncos. Esta sencilla medida casera,  mata a todos los insectos y los huevos que hibernan, con lo que evitarás proliferación de las plagas más pertinaces que se esconden en las grietas y agujeros en la corteza de los tallos a la espera de la primavera cuando emergen a veces con mucha fuerza.