Consejos

Podar: cuándo y qué (III)

podar-cuando-y-qua-iii

8. Rosas
Las flores trepadoras y las rosas, que florecen sólo una vez al año,  deben podarse justo después de la época floración, justo cuando el ciclo vital de la flor termina, y sólo una vez el año. Es posible podar la planta para mejorar su forma, las ramas dañadas por el invierno y evitar su sobrecrecimiento. En ese caso, hay que hacerlo en la temprana primavera.

9. Árboles de hoja caduca
El roble, el fresno y el tilo deben podarse en invierno, cuando es posible ver las ramas y tallos enfermos. El maple, el abedul y el elmo producen una espesa savia cuando se podan, pero el árbol no sufre daño. Para evitar ese “sangrado”, puede adelantarse su poda al verano.

10. Frutales
Manzanos, perales, ciruelos, cerezos y los frutales en general deben podarse a mitad de la estación invernal. Aunque con ello se perderán muchas flores, la idea es que el follaje se aligere y permita un mayor paso de la luz para permitir una mayor número de frutos. Es importante la poda de frutales, también, para evitar las infecciones por Erwinia amylovora.

Como medida de precaución, entre la poda de un árbol y el siguiente, hay que remojar las tijeras en una solución de una parte de alcohol por nueve de agua.