Consejos

¿Polinosis?

alergia plantas

Si cuando estás cerca de las flores y no puedes ni apreciar su aroma porque te empieza a picar la nariz, a lagrimear los ojos y a estornudar… probablemente sufras de alergia al polen.

La polinosis, conocida también como “fiebre del heno“, es como se le llama a la alergia producida por el polen (células masculinas del aparato reproductor en plantas con flor). Sus síntomas comunes son picazón de ojos, lagrimeo, estornudos, tos, obstrucción de nariz, picazón nasal, y cuando éstos se producen en climas primaverales y secos se debe prestar atención pues puede que el paciente esté sufriendo de dicha alergia. En climas invernales y de lluvia no sucede, ya que el polen no puede desplazarse de igual forma.

Para confirmar que se es alérgico (a), es necesario acudir al médico, quien realizará  un estudio alergológico, mediante pruebas cutáneas, y estudiando la historia clínica del paciente. Cuando se ha diagnosticado la alergia, el médico prescribe la inmunoterapia que el paciente requiere.

Generalmente, consiste en recibir inyecciones antialérgicas por un período determinado. Además, el paciente deberá tomar ciertas precauciones como cerrar ventanas en épocas primaverales y secas, conducir con las ventanas del coche cerradas, tomar los medicamentos recetados;  de ser posible, minimizar la actividad matutina al aire libre entre las 5 y las 10 am, ya que es la hora en que se emite el polen. Estar informado del recuento de pólenes y evitar salir cuando haya una mayor liberación del mismo.