ConsejosPaisajismo

Prepara el suelo para construir un prado silvestre

Prepara el suelo para construir un prado silvestre. Este es el tercer post de una serie; aquí te dejo vínculo al primer post. En ambos, comenzaba definiendo a los prados de flores silvestres como una de las soluciones más económicas y bonitas de las que llegué a aprender en ocasión del último curso de técnicas de jardinería.

Hoy nos toca …

  • Preparar el suelo

Una vez que el suelo esté sobre todo libre de malezas, lo ideal es cubrirlo con una capa de 4 o 5 cm como mínimo de compost en el área despejada. Luego, humedece ligeramente, y pasa el rotativo o tenedor en la parte superior con el fin de airear e integrar bien el compost. Una vez más, lo más prudente es esperar una semana más o menos dejándolo así, hasta que asome alguna maleza que haya quedado desapercibida y en ese caso la retiras manualmente cuidando de quitar bien la raíz.

  • Elección  de semillas

Asesórate bien, especialmente en las semillas de pradera; busca especies naturales, resistentes o sea praderas de bajo mantenimiento que contienen una mezcla de hierbas nativas con plantas con flores anuales y perennes. Si es de tu gusto, podrías optar en lugar de una mezcla, porque sean todas  flores o hierbas todas. En cualquier caso, es importante elegir una mezcla que se desarrolle bien en tus condiciones de sol y clima en particular, como también en  el tipo de suelo y la estación climáticas. Tus proveedores de las mezclas de semillas de flores silvestres de confianza, te pueden asesorar sobre las mejores mezclas para tu zona.

Si tu pradera recibe menos de 6 horas de sol directo al día, elige una combinación de sol o sombra parcial. Ten en cuenta que las mezclas que contienen sólo flores silvestres por lo general necesitan  resiembra a los primeros años hasta que las plantas producen suficiente cantidad de semillas para llegar a ser autosuficientes.