Piscinas

Primavera ¿pensando en piscinas? (II)

Seguimos con esta propuesta que iniciamos días atrás, ya que la sola idea de poder incluir una piscina en nuestro jardín, siempre es seductora y está entre nuestros proyectos más anhelados.

Enfatizo en la importancia de pensar con mente “abierta” y evaluar las posibilidades de construir una piscina con miras a futuro, que además de jerarquizar nuestra propiedad la valoricee.

El primer paso es asesorarnos sobre cuál sería su mejor ubicación respecto al predio en general y entonces proceder en consecuencia a diseñar el entorno. Si se diera el caso que en este momento no tengas posibilidades económicas de abordar el proceso de construcción de una piscina, pero sí puedes ir haciendo el proyecto por etapas.

Los puntos a evaluar son: tener en cuenta las horas de sol y de sombra, la protección del viento y la proximidad de árboles y otras plantas que luego te dificulten el mantenimiento. Piensa además en sostener el fácil acceso al área destinada a la piscina hasta el momento de su construcción, pues eso facilitará el traslado de materiales y maquinaria.

Si bien el tamaño estará determinado por la superficie del terreno, su posición se definirá de acuerdo a las expectativas que la pileta genere. Me explicaré mejor: si el objetivo es tenerla a la vista (por ejemplo para vigilar los niños) es obvio que deberá integrarse a la casa aún a costa de la tranquilidad.

Otra opción es la de construirla en un sector apartado, en conjunto con áreas de recreación que faciliten la total independencia de la casa, situación que asegurará además cierta privacidad.

Imagen: construccionpiscinaspoliester