Productos

¿Qué es el agua en gel?

leaves

El mismo nombre de este artículo parece una contradicción, ¿verdad?, casi se diría que una broma. Sin embargo, el agua en gel existe y seguro que la habéis visto más de una vez: son esas pequeñas bolitas de colores que suministran agua a nuestras plantas. ¿Pero cómo las usamos exactamente?

La forma de uso del agua en gel (también conocida como hidrogel) es muy sencilla y nos será de gran ayuda para esos momentos en los que las obligaciones o una ausencia prolongada en las vacaciones nos impiden cuidar nuestras plantas como debiéramos. O quizás tenemos una terraza que es poco menos que una selva en miniatura y a veces no damos abasto para regar todas nuestras macetas. Tanto en una situación como en otra, tenemos una solución más que eficaz alcance de la mano.

¿Cómo colocamos el agua en gel?

La forma de emplearlo dependerá del tamaño de la maceta, fundamentalmente, y de los distintos tipos de plantas. Si se trata de jarrones o de macetas pequeñas, basta con que coloquemos estas bolas haciendo las veces de tierra para que puedan reposar sus raíces. Debemos informarnos bien antes, puesto que algunas necesitarán un mayor aporte de nutrientes y puede que esto les sea insuficiente… Cada planta es un mundo, no lo olvidemos.

En el caso de que estemos hablando de macetas de mayor tamaño, entonces no podremos prescindir de la tierra, pero sí podemos enterrar las bolas de hidrogel en ella. Basta con un par de centímetros de profundidad; en muchos casos, cuando compremos las bolas vendrán con un canuto o tubo que podemos utilizar para insertarlas de esta manera. Y ya no tendremos que preocuparnos de más.

Hoy en día es bastante sencillo encontrar hidrogel, ya sea en tiendas especializadas o en grandes superficies, y en formatos muy cómodos (generalmente vienen en bolsas) que nos permiten racionar su uso y distribuirlo entre nuestras plantas. Una alternativa muy interesante que además podemos probar por poco dinero.