Huertos

¿Qué es un cultivo hidropónico?

cultivos hidroponicos

Seguramente has escuchado hablar de un cultivo hidropónico, pero a la mayoría de nosotros nos parece algo ajeno o difícil de instrumentar. ¿Quieres aprender un poco más?

 Cultivar en agua

El propio nombre -cultivo hidropónico- ya te da una pista acerca de la hidroponia, que a pesar de lo que muchos suponen no es una práctica moderna, sino muy antigua, que básicamente consiste en cultivar plantas en agua.

No existe una, sino muchas técnicas y diversos métodos, en realidad dependiendo del volumen del cultivo y de su destino, es decir a nivel personal o industrial. En pocas palabras, la idea es promover condiciones para que las semillas sean capaces de germinar en agua o en sustratos no convencionales – tal el caso de arena- con la posibilidad de suministrar más tarde por medio del agua, los mismos nutrientes que ellas tomarían si estuvieran en tierra plena o en maceta con tierra convencional, esto es: hierro, fósforo, calcio, potasio, sodio, entre otros elementos.

Ventajas y dificultades

Como todo método alternativo, esta opción tendrá ventajas y desventajas que hemos de analizar seguidamente.

  • Dosificación y especificidad de nutrientes; esto es una ventaja que significa que a diferencia del suelo tradicional donde la planta absorbe lo que encuentra sin discriminar, en un cultivo hidropónico es posible dar a la planta exactamente lo que necesita; ni más, ni menos.
  • Mayor rendimiento en producción; en  relación a un cultivo tradicional en tierra, hay tres ventajas notorias que son: mayor producción, más rápida  y es de mejor calidad.
  • Existe menor riesgo de enfermedades en un cultivo hidropónico en relación a las plantas cultivadas en forma tradicional. En realidad la mayor ventaja reside en el hecho de que por este motivo se restringe o evita totalmente el uso de pesticidas, herbicidas e insecticidas, por lo que podemos decir que las hortalizas obtenidas como cultivo hidropónico están libres de productos químicos.