Huertos

¿Qué es una mesa de cultivo?

Table top garden

No necesitamos demasiados materiales o herramientas para introducirnos en el mundo de los huertos urbanos, pero lo cierto es que hay algunos elementos que pueden facilitarnos la vida, sobre todo si somos novatos. Uno de ellos es la mesa de cultivo.

¿Os suena a chino el nombre? ¿De qué se trata? Lo cierto es que es sencillo de adivinar tan sólo con su denominación: es un mueble con forma de mesa que hace las veces de terreno para cultivar, permitiéndonos plantar en él como si de un jardín en miniatura se tratara. Nos ahorramos así tener que hacer malabarismos con el espacio colocando jardineras, semilleros, macetas de grandes dimensiones… y procurando que encajen. Aunque tener una pequeña parcela de jardín siempre será mucho más recomendable, no todo el mundo cuenta con esta posibilidad, y mucho menos en la gran ciudad. Así que las mesas de cultivo se han popularizado cada vez más, de forma paralela al auge de los huertos urbanos.

¿Cuáles son sus ventajas?

Para empezar, su misma fisonomía nos resultará mucho más cómoda: no es lo mismo tener el jardín a nuestra altura que tener que agacharse a una jardinera para plantar o recoger las siembras. Por otro lado, las mesas de cultivo suelen llevar incorporados sistemas de drenaje y facilitar la tarea de añadir sustrato considerablemente, gracias a sus guías y compartimentos.

No es difícil encontrar modelos de mesas de cultivo que se adapten a las necesidades personales y al espacio de nuestra terraza. También tenemos la posibilidad, no obstante, de fabricarlas nosotros mismos y asegurarnos de que nos proporcionan toda esa comodidad que necesitamos. Una tarea apasionante si además somos amantes del bricolaje y queremos tener una mesa totalmente personalizada, desde luego. Como recomendaciones estándar, se suele decir que es importante que tengan una altura de unos ochenta-ochenta y cinco centímetros, y una profundidad de unos veinte centímetros. Os dejamos con un vídeo del que podemos tomar algunas ideas si queremos lanzarnos a la aventura.