Plantas y Flores

¿Qué son las amapolas orientales?

Depositphotos_2119616_xs

Las amapolas son flores capaces de dar colorido y alegría a cualquier jardín. Pero si además lo que queremos es espectacularidad, nada como decidirnos por plantar amapolas orientales. No nos defraudarán para conseguir si tenemos la intención de conseguir un toque exótico.

El nombre científico de estas plantas es mucho menos agradable a nuestros oídos, papaver orientale. Pero podemos quedarnos con “amapolas orientales” y cualquier sabrá de qué hablamos. Al fin y al cabo, son especímenes inconfundibles en cualquier jardín: pueden llegar a crecer y medir hasta un metro de altura, unos setenta y cinco centímetros de ancho y tienen un tacto muy particular, similar a la seda, que hará que nos resulte irresistible palpar sus hojas.

Estas plantas serán idóneas si nuestro jardín cuenta con zonas bastante soleadas: la iluminación es uno de los requisitos indispensables. No en vano vienen de la zona oriental de Asia, de países como Irán y Turquía, y están habituadas a contar con buenas condiciones de calidez. Normalmente nos encontramos amapolas orientales de fuertes tonos rojos, pero también podemos hallar otras variedades: blancas, naranjas, moradas… El florecimiento se suele dar en primavera, entre abril y junio. Si vivimos en una zona con tendencia a las temperaturas muy elevadas en verano, no debemos temer por nuestras amapolas orientales: saben adaptarse a esta clase de climas y pierden la llamada parte aérea, que brotará en la siguiente floración de nuevo.

Las amapolas orientales no se desarrollarán adecuadamente en suelos con un mal drenaje, es algo que debemos tener muy presente y quizás es el único requisito que nos exigen con ahínco. Debemos evitar los encharcamientos en su zona del jardín y regarlas un par de veces a la semana, procurando que sus raíces siempre encuentren suficiente humedad. Si la idea de contar con estas majestuosas flores nos atrae, todavía estamos a tiempo: no sólo son adecuadas para plantarlas en primavera sino también en los primeros estadios del otoño.