Piscinas

¿Qué son las piscinas ecológicas?

piscina natural jardín

Muchos estaréis ya pensando en acondicionar vuestra piscina para el verano, en todo lo que queda por preparar… ¿Os habéis planteado convertirla en una piscina ecológica?

¿Y qué es una piscina ecológica? Seguramente es lo primero que se os pasa por la cabeza. Estamos acostumbrados a escuchar y leer sobre esta etiqueta en muchos aspectos del cuidado del jardín, pero pocas veces en un complemento como éste. Pues bien, tener una piscina ecológica no se diferencia demasiado de un huerto de estas características, en esencia: en ambos casos, lo que se busca es utilizar el menor grado de productos artificiales posibles. En el caso de las piscinas, sabemos que es necesario comprar algunos no sólo para conservar el agua en buen estado, sino para asegurar la higiene y salubridad. ¿Sabéis que podéis conseguir el mismo efecto a través de productos mucho más naturales que el cloro o los limpiadores desencrustantes?

Un estanque natural en el jardín

Tener una piscina ecológica implica construir una especie de estanque natural en nuestro jardín, aunque tanto nosotros como los pequeños de la casa podremos utilizarla como si de una piscina tradicional se tratase. Pero podremos darle una decoración diferente, natural, sin duda mucho más agradable y satisfactoria a la vista.

La grava y la arena se suelen utilizar como filtros naturales en esta clase de piscinas, y una serie de plantas acuáticas que liberan microorganismos beneficiosos se emplean para mantenerla en perfectas condiciones de higiene: plantas flotantes, arraigadas o sumergidas. Eso sí, se sitúan en una zona aparte de la destinada al baño, precisamente por seguridad. No debemos temer, por tanto, que esta clase de piscinas puedan suponer un riesgo para nuestra salud en modo alguno, ya que están diseñadas para evitar cualquier problema.

Las piscinas ecológicas, naturales o biopiscinas (con todos estos nombres podemos encontrárnoslas) se han puesto de moda en los últimos años, así que no nos será difícil dar con empresas que nos asesoren en su construcción o directamente nos ofrezcan sus servicios para ello, con diferentes precios en función del tamaño o de la decoración adicional. ¿Tenéis fotos de una piscina natural en vuestro jardín? ¡No dudéis en mostrárnoslas!