Productos

Cómo recolectar las semillas para el próximo año

La recolección y conservación de semillas es un tema más que oportuno para este momento del año, es uno de los trabajos que más tiempo nos demanda en el otoño y al que hemos de prestar mayor cuidad si queremos una plantación exitosa en la próxima temporada. La propuesta de hoy, qiue probablemente deba extenderse a algún otro post en estos días, es aprender en profundidad acerca del tema.

Recolección de semillas

Antes de pensar en conservar, hemos de concetrarnos en la recolección correcta de las diferentes semillas, para lo cual comienzo por decirte que no es sencillo generalizar conceptos: diferentes semillas se cosechan en diferentes momentos.

Pero a no desalentarse: la mayoría de las semillas de fruta se puede extraer después de la maduración, pero siempre (recordarlo)  antes de descomposición. En el caso de algunas plantas tales como el pepino y la calabaza, las semillas se deben dejar en la planta hasta después de la primera helada.

El caso de los cultivos bienales, principalmente compuestos por plantas de raíz, es distinto ya que no producen semillas al final de la temporada de crecimiento; las raíces deben ser desenterrados durante el otoño y almacenarse a una temperatura entre 32 ° y 45 °  durante el invierno.

Conservación de semillas

Una vez que las has recolectado correctamente, hay que enfrentarse al otro reto: conservarlas en buenas condiciones para la próxima temporada, garantizando que se mantengan en un estado de latencia saludable que nos permita una plantación exitosa.

Existen dos procesos tradicionales para ello, que se conocen comúnmente como procesamiento húmedo y procesamiento seco.

Dedicaremos un próximo posr a aprender acerca de ellos.