Consejos

Regala un jardín zen

regala-un-jardin-zen

Hace un tiempo atrás, compartíamos conocimiento acerca de un tipo de jardín muy especial: el jardín zen. Por cierto vale la pena repasar alguna de sus particularidades, así es que te invito a releer aquel post y tal como os prometí en esa ocasión, en estos días ampliaré algunos detalles vinculados a los significados de los elementos que le componen.

Pero, no obstante, estoy segura que te he sorprendido un poco con el título de este post “regala un jardín zen”. Quizá te has imaginado que para ello deberás ir pensando en contratar un flete, conseguir todos los elementos, trasladarlos hasta la casa del obsequiado y una vez allí, tú misma te pones manos a la obra para el armado del espacio tan particular.

Ya sabes que se trataría de un regalo muy especial, pues estás regalando armonía, paz espiritual, reencuentro con tu propio ser… etc. Pero si sigues pensando en esto, concluirás que es un regalo difícil de instrumentar, por muchos motivos, entre otros el tiempo de que dispones y el espacio que tendría el destinatario.

Pues bien, nada es imposible y aquí te presento un regalo solución: se trata de bandejas de jardines zen, o dicho de otra forma, jardines zen en miniatura. Pues sí, así es… no todo estaba inventado y esta es una prueba. Estas pequeñas bandejas son por razones obvias fácilmente transportables y brindan la posibilidad de un regalo muy, muy especial por ejemplo para esta Navidad.

Podrás acompañarlo con algún toque personal elaborado por tí mismo/a. Yo adicionaría algún libro o revista que explique de qué se trata la recreación en miniatura de este espacio, que importancia tiene, qué es lo que estás regalando más allá de la simple bandeja que se ve…

O, de manera práctica, puedes invitar al destinatario a leer estos post nuestros, donde precisamente en estos días ampliaremos bastantes conceptos acerca de esta bellísima propuesta.

  • Blanca

    se pueden poner cactus en un jardin zen?