Consejos

Ideas para renovar los muebles del jardín

muebles de jardín

Ahora que llega agosto y que muchas personas, por fin, tienen a su alcance las ansiadas vacaciones, ¿por qué no aprovechar para darle vida al jardín comprando nuevos muebles? Sin duda, una excelente idea para disfrutar de él de múltiples maneras.

Si tenemos en mente realizar reuniones de amigos, barbacoas, quizás fiestas infantiles… lo primero que debemos mirar es a nuestros muebles de jardín. Puede que tengan ya bastantes años con nosotros y que no nos hayamos fijado mucho en su estado, o tal vez los hayamos tenido guardados durante el invierno. ¿Están desconchados, deslucen? ¿No son ya tan resistentes como antes? ¿O tal vez la familia ha crecido y se nos quedan cortos? Todos estos, y por supuestos otros muchos que se nos vengan a la mente, son motivos muy válidos para cambiar los muebles y disfrutar del jardín con nuevas perspectivas.

El estilo rústico, siempre acertado

Uno de los clásicos en muebles de jardín son los de mimbre. El gran inconveniente que tienen es la facilidad con la que pueden llegar a estropearse, pero si queremos conseguir un estilo rústico o natural serán una de las mejores elecciones que podamos hacer. Además, si los limpiamos y mantenemos adecuadamente pueden llegar a ser muy duraderos, en contra de lo que solemos pensar: basta con quitar el polvo que acumulan regularmente y limpiarlos con agua y jabón, así como recortar las cerdas que puedan soltarse de su estructura, para garantizar una mayor longevidad.

Tumbonas y sofás, para descansar como es debido

Si nuestro jardín está en una zona donde no hay demasiado ruido, podemos disfrutar de él también como zona de descanso. Para esto, nada mejor que hacernos con una tumbona, un sofá… Los hay de diferentes materiales y estilos; además, las tumbonas son un complemento excelente si disponemos de piscina.

Desayunar en el jardín

Otro hábito agradable que podemos adoptar en verano es la de desayunar en el jardín. Pensando en esto, muchos conjuntos de muebles incluyen mesas de tamaño mediano, perfectas para una familia de dos, tres o cuatro miembros.

¿Os han sido útiles nuestras ideas? Seguro que os vienen muchas más a la cabeza, ¡contadnos alguna en los comentarios!