Consejos

Riego automático, ventajas y desventajas

riego automatico

Pensar en la instalación de un sistema de riego automático ya no es una utopía. Si bien significa una inversión importante, los costos son cada vez más accesibles y el retorno de la misma se mide a largo plazo.

Las desventajas pasan sólo por el lado de la fuerte inversión inicial, porque excepto ese punto todo lo demás es ahorro. Para empezar, ahorro de agua y optimización del recurso hídrico tan rico que tanto nos preocupa utiliza bien.

Pero además – y esto es clarísimo- estás ahorrando trabajo y tiempo. En mi opinión muy especialmente estas ahorrando energía personal pues no necesitas estar pendiente de encendidos y apagados y lo que es mejor: podrás regar en los horarios más aecuados independientemente de tu presencia.

Precisamente, ahora en tiempos de temperaturas más cálidas se recomienda regar por la noche o apenas raya el amanecer, si no tienes ganas de levantarte… ¡ no lo hagas ! Tan sólo programa adecuadamente y olvídate del problema.

En el próximo post, te comentaré con mayor detalle cuáles son los componentes básicos de un sistema de riego automatizado y qué función cumple cada uno de ellos.

¿ Cuáles son los componentes de un sistema de riego?, ¿porque es importante conocerlos a fondo?

El componente medular es el programador, que precisamente es el aparato capaz de controlar cuándo y durante cuánto tiempo se efectuará el riego. Hay todo tipo de modelos, desde simples s timer hasta otros capaces de alternar picos de riego y de elegir unos sí y otros no.

Las válvulas eléctricas son el segundo componente y se trata de quienes reciben las órdenes de apertura y cierre de pasaje de agua.

Luego vienen las cañerías (generalmente de PVC) cuyo cometido es transportar el agua y a ellas están estrechamente ligadas los componentes de unión de las mismas y los responsables del cambio de dirección, que comúnmente reciben el nombre de “codos”.

Por último, los picos de emisión de agua. Éstos a su vez se dividen en varios tipos, tales como difusores, aspersores y goteadores.

Hasta aquí los componentes básicos e imprescindibles, por supuesto es posible agregar otros componentes que mejoran la performance y protegen a los antes nombrados. Es verdad, es necesario invertir en ellos, pero si hablamos de grandes superficies, vale la pena.