Plantas y Flores

Riego de plantas carnívoras

Ladyslipper orchid, Cypripedium calceolus, Orchidaceae

Hubo una época en que pensé que las plantas carnívorasno eran para mi“. Lo cierto es que me dejaba llevar por la errónea convicción de que sus cuidados eran difíciles, por ser ellas algo “exóticas”. Nada más alejado de la realidad y tomo como ejemplo un cuidado básico: el riego.

Sostener la humedad del suelo

La premisa es que mantengas el suelo siempre mojado o al menos con humedad todo el tiempo. La forma más sencilla de hacerlo es utilizar el método de la bandeja, es decir colocar las macetas encima de una bandeja o plato, y mantener el agua en ella en todo momento.

Un punto clave es cómo se hace este riego: nunca se debe añadir agua directamente al suelo y mucho menos al follaje. El agua siempre se vuelca en la mencionada bandeja, y como explicamos antes ésta “beberá” desde allí. Esto evitará que se “lave” la secreción pegajosa que precisamente atrae los insectos y finalmente activa el mecanismo por el que éstos son atrapados por la planta.

Regar con agua libre de minerales

Parece un detalle pero es importante: utiliza siempre agua libre de minerales para tus plantas carnívoras. Lo ideal es colectar agua de lluvia y almacenarla para este riego tan especial. Otra opción es comprar agua destilada que cumplirá las condiciones requeridas. Por último una opción “desesperada” pero posible (dado que la mayoría de nosotros no sabe vivir sin aire acondicionado),  es saber que en casos de necesidad, la línea de condensación de un aire acondicionado o bomba de calor es otra buena fuente de agua libre de minerales.