Consejos

Riego responsable: una cuestión de conciencia

riego-responsable-una-cuestion-de-conciencia

Hace pocos días observé un hecho curioso sobre el que me propongo llamar la atención e invitar a reflexionar. El título es contundente y no admite dos lecturas, así que voy al grano y os planteo la importancia de tomar conciencia acerca de un tema como éste.

Tendréis curiosidad por saber de qué hecho estoy hablando. Es que venía conduciendo hacia mi hogar y de pronto comenzó a llover. Tuve ocasión de ver innumerables jardines entre hogares, espacios públicos, condominios de viviendas y empresas, en los que los aspersores y difusores marchaban en simultáneo con la copiosa lluvia.

Innecesario es decir que se trata no sólo de una neglicencia sino de un verdadero derroche de recursos naturales tan valiosos como insustituibles. Personalmente muchas veces me planteo la injusticia que significa el uso de agua en fuentes ornamentales. No obstante soy ferviente admiradora de la belleza y frescura que ellas aportan, y cuando están bien hechas, reciclan el agua todo el tiempo por lo que no existe desperdicio más allá de la lógica evaporación.

Sé lo que estaréis pensando y os aseguro que lo observé: se trata del tema de los aspersores automatizados, programados con horarios fijos. Quizá, pensaréis vosotros, nadie había allí para evitar el derroche. En algunos casos (como los jardines de empresas) no había personas a la vista, pero en la mayoría de los hogares y espacios públicos se veía gente (familias y cuidadores de plazas) que podrían haber tomado medidas adecuadas al momento.

Desde aquí nuestro enfático llamado al uso responsable del agua. No es sólo un deseo bien intencionado: es que nos va la vida en ello.