ConsejosPlantas y Flores

¿Se pueden cultivar claveles en macetas?

Carnations

Los claveles (clasificados en botánica como Dianthus) no constituyen plantas de maceta ideales, porque suelen crecer mucho y necesitan soporte.

Sin embargo, sus exquisitas flores son grandes favoritas por su asequibilidad durante todo el año.

Aunque hay tipos que pueden tomarse de un jardín y plantarse y que florecen en invierno en interiores, resulta preferible obtener variedades de florecimiento permanente; se venden en tiendas especializadas como variedades con sus nombres y dan enormes y maravillosos capullos que suelen oler muy bien.

Estas plantas se pueden comprar como esquejes con raíces durante el invierno y al comienzo de la primavera, pero también se pueden obtener plantas ya crecidas en macetas de 12 cm.

Las plantas jóvenes deben tener las yemas cortadas de un tijeretazo una vez que han llegado a echar diez pares de hojas.

Todas las ramitas laterales que crezcan después deben ser también podadas una vez que hayan echado unos cinco pares de hojas.

Para evitar que todas las ramas florezcan al mismo tiempo hay que detener primero a la rama de crecimiento más rápido (cortándola) y luego a las demás a intervalos escalonados.

Cada rama ostentará un determinado número de capullos, pero solamente debe dejarse que se desarrolle uno. Los demás deben arrancarse tan pronto como sea posible.

Entre tanto necesitarán una maceta de 12 o 15 cm. Mantener la mezcla de cultivo bien húmeda.

Es importante recordar que los claveles deben gozar de abundante luz y aire. Unicamente necesitarán ser más protegidos en invierno a fin de que no corran riesgos de congelamiento.

Hay variedades especiales para macetas, pero con flores de menor tamaño. No deben cortárseles las yemas, pero por lo demás su tratamiento adecuado es similar al que hemos descrito.

En  todos los casos, casi desde el principio las plantas deben gozar del apoyo de cañas o de soportes especiales de alambre, de otro modo, hay peligro de que los tallos se doblen y se corten.

Por lo visto, sólo es cuestión de animarse e intentar cultivar alguna de estas especies en una maceta y tener hermosos y perfumados claveles dentro de la casa.