ConsejosPlantas y Flores

Secado de flores: diversos métodos (III)

Colorful Drying Flowers

Comenzamos esta semana con el tema en el que ya estamos enfocados, esto es el secado de flores, hojas, tallos y frutos. En capítulos anteriores hemos visto el secado más común, el del colgado hacia abajo. Y lo hemos acompañado con algunas ideas para el arreglo final.

Hoy nos enfocaremos en otro método un poco menos conocido y quizás algo más engorroso, pero igual de sencillo y con excelentes resultados.

•    Al Agua: para este procedimiento necesitaremos contar con un recipiente amplio y de boca ancha en el que se puedan colocar con comodidad los tallos y flores.

Para este tipo de secado puedes utilizar hortensias, gypsophilas, mimosas, rosas y espigas de trigo.

Coloca en el recipiente aproximadamente 5 cm de agua y coloca en ella las flores y los tallos, déjalas en el líquido hasta que se sequen.

Este proceso consiste en la evaporación del agua, junto a esta se irá realizando el secado; aunque no necesariamente se evaporará todo el líquido cuando las flores y tallos ya se encuentren secos.

Por eso es fundamental que las controles y retires apenas estén secas, no debes dejarlas en agua una vez que se hayan secado ya que esto arruinaría todo el procedimiento.

Como te decía al comienzo de este post, si bien es un proceso que requiere  un poco más de control y cuidados, sigue siendo sumamente fácil de realizar y se obtienen excelentes resultados con él.

Mañana un nuevo método y más secretos para develar ;)