ConsejosPlantas y Flores

Secado de flores: diversos métodos (V)

Drying camomile

Las flores secas son un hermoso material para la decoración de nuestros hogares, y si bien hoy en día se pueden conseguir por precios muy accesibles en las tiendas especializadas indudablemente es mucho más agradable hacer todo el trabajo nosotras mismas.

Para esto hace falta contar con las flores y ramas específicas, un poco de tiempo, buen humor y muchas ganas; todo lo demás te lo podemos enseñar en este sitio. ;)

Otro método de secado que muchos desconocen es el que compartiremos hoy.

•    Con Productos Secantes: este método marca una notable diferencia con el primer proceso del que hablamos, el tradicional secado al aire; ya que este suele darle a las flores un aspecto marchito que no siempre queda agradable a la hora de utilizarlas para realizar un arreglo.

En cambio el secado con productos secantes permitirá que tus flores secas conserven los vivaces colores que tenían al momento de comenzar el proceso.

Entre la gran variedad de productos de este tipo el más usado es el gel silica, este se consigue con facilidad en cualquier casa de artesanías o incluso en farmacias.

Este gel está compuesto por cristales blancos o azules; que absorben la humedad de las flores y adquieren una tonalidad rosada. Si bien el costo de este gel no es muy económico, tiene la ventaja que puede reutilizarse una vez que se ha secado.

Otras opciones son la harina de trigo o la arena fina.

Ya que se trata de un proceso mucho menos agresivo es especial para flores más delicadas, como por ejemplo: narcisos, hortensias, anémonas, rosas y tulipanes.

El proceso es tan simple como dejar las flores sumergidas en estos productos hasta que toda la humedad sea absorbida y se encuentren totalmente secas. Es muy limpio, sencillo y te regala flores secas con sus colores tan vivos como siempre.

Así te dejamos un método más a esta lista que ya está a punto de finalizar, no te pierdas mañana la última entrega de esta serie.