Consejos

Siembra de semillas para prado silvestre

 Vuelvo a señalar, como en los anteriores, que defino a los prados de flores silvestres como una de las soluciones más económicas y bonitas de las que llegué a aprender en ocasión del último curso de técnicas de jardinería.

Hoy nos toca la etapa más “emocionante”: la siembra de semillas.

  • Siembra las semillas

Siembra a mediados o finales del verano y evitarás muchas de las malas hierbas brotan que a menudo y plagan las siembras de primavera, esta época es útil para los pastos y flores perennes. Si has elegido una mezcla que contiene muchas flores anuales, mejor -eso sí- la plantas a principios de primavera. Recomiendo el uso de un separador de difusión, sembrar semillas en la dosis recomendada para la mezcla, y pasar el rastrillo suavemente en la parte superior a unos 5 cm del suelo. Para permitir que las plantas estén bien establecidas, mantén el suelo uniformemente húmedo durante la primera temporada de crecimiento. Si las detectas, quita hacia arriba las malas hierbas invasoras, y las plántulas de árboles y arbustos.

Para crear el más bajo costo de mantenimiento y a la vez que el espacio tenga un convincente aspecto natural de prado, las flores silvestres y plantas deberían ser las nativas de tu área. En ese sentido, mi consejo es inclinarte en este caso por especies nada exóticas, todo lo contrario. Habrás de vencer esa inclinación que tenemos los amantes de las plantas que nos induce a tener plantas “raras” o esas que “nadie” tiene.