Consejos

Suelo en otoño, ajustes y tareas en Septiembre

Pasada la segunda semana de septiembre caemos en la cuenta que nos comienzan a “visitar” los primeros fríos… Otoño está aquí y hay mucho trabajo por hacer siendo el ajuste y enmienda del suelo una de las principales, ya que en sostener la riqueza del mismo, reside el éxito de todo aquel cultivo que se intente en él.

Es verdad, también es época de ocuparse intensamente de otro aspecto:  mientras que la mayoría de nosotros estamos aún muy pendientes con la cosecha y procesamiento frutos, de todos modos es importante dedicarle un espacio a la planificación de las llamadas “enmiendas”  del suelo.

Una vez terminada la etapa de cosecha, es el momento ideal para deshierbar y eliminar malezas, enmendar y  posteriormente fertilizar y enriquecer el suelo con nutrientes adecuados.

¿Cuáles son las enmiendas ideales para esta época de otoño? Cal, turba, agujas de pino, y azufre elemental se presentan como especialmente importantes para trabajar en durante el otoño. El motivo es que todos ellos requieren algo de tiempo para hacer pesar su efecto y ajustar el pH del suelo, que es lo que en definitiva se trata de hacer al enmendar. Como es de suponer, la cal elevará el nivel de pH de su suelo, mientras que las agujas de pino, turba y azufre elemental toda la ayuda para acidificar suelos alcalinos.