ConsejosProductos

Más sobre suelos (V): estructura y composición química

agricultural land

Seguimos con este amplio estudio de los suelos, como componente de alto impacto en el éxito de cualquier actividad que emprendamos a nivel de jardinería y/o agricultura. En nuestro post anterior, hicimos referencia a diferentes tipos de suelos y su clasificación.

  • Estructura

Las partículas de la fase sólida se hallan generalmente asociadas a estructuras más grandes denominadas gránulos o agregados. La cantidad, tamaño, forma y disposición de estos agregados determina la estructura del suelo. El grado de cohesión está dado por la presencia de compuestos producidos por bacterias durante el proceso de descomposición de la materia orgánica e incluso por el humus mismo.
Estos agregados determinan la presencia de espacios o poros entre ellos (el grado de porosidad del suelo), los cuales son esenciales para un buen desarrollo del sistema radicular de las plantas, ya que proveen de una correcta aireación , de un buen drenaje y de espacio para alojar al agua con sus iones, permitiendo gran variedad de procesos biológicos y al mismo tiempo, de movilidad y aprovechamiento de estos nutrientes.

  • La química del suelo

Muchos autores afirman que el suelo se trata de un verdadero laboratorio natural, en donde la mayor parte de las reacciones ocurren gracias a la presencia del agua y de los iones disueltos en ella, es decir, la solución del suelo.

Dependiendo de la concentración de iones de Hidrógeno (H+) podremos conocer el grado de alcalinidad o acidez del suelo, es decir, su PH, donde en un rango de 1 a 14, 7 representa el neutro, menor al mismo indica cada vez más acidez y mayor a 7 mayor alcalinidad (los suelos más aptos son aquellos más cercanos a 7 o ligeramente ácidos).

Este índice es de gran importancia biológica ya que afecta directamente a la actividad de los microorganismos y la movilidad de los nutrientes.