ConsejosProductos

Suelos y Sustratos (III): textura del suelo

Black soil texture

Ya mencionamos la estructura de fases que componen el complejo sistema que denominamos suelo. La fase sólida del suelo consta de diversas partículas minerales clasificadas como grava, limo, arcilla y arena según sus distintos diámetros de grano.

Dado que no existen suelos con un sólo tipo de estas partículas, sino siempre en combinación de ellas, podemos clasificarlos según la distinta proporción  de las mismas, a lo cual se denomina técnicamente textura.

Se puede hablar entonces de suelos arenosos, limosos, arcillosos y pedregosos, más toda una variedad intermedia generada por sus combinacicones.

Conocer e identificar el tipo de suelo con el que estamos trabajando es esencial, porque de su textura dependen sus propiedades físicas y ello determina en gran medida su productividad.

Son varios los factores que hay que evaluar a la hora de elegir una planta, un árbol o un arbusto para nuestro jardín, en lo relativo al tema suelo. Del mismo modo, a veces adquirimos especímenes cuyos envases claramente nos indican que esas plantas necesitan determinadas condiciones o no toleran otras.

Por tanto, abordaré en estos días uno a uno los tipos de suelo mencionados y sus principales características. ¡Te invito a estar pendiente!