Productos

Tierra, suelo y sustrato ¿es lo mismo?

Tierra suelo y sustrato ¿es lo mismo?. Hace pocos días compartía un primer y un segundo post acerca del suelo y quedé pensando en el tema que enfoco directamente en el título del post de hoy.

Independientemente del hecho que el espacio verde de nuestra casa corresponda a un pequeño o gran jardín, a un patio embaldosado, a una terraza o a un alféizar donde se colocan macetas, la calidad, el estado y la composición de la tierra son factores decisivos para el adecuado crecimiento y desarrollo de las plantas.

Los términos tierra /  suelo / sustrato, se utilizan en la práctica como sinónimos, pero técnicamente representan conceptos bien distintos.

A aclarar este punto dedicamos el post del día de hoy, pero desde ya te invito a hacer un seguimiento de esta serie, pues abordaré el tema en forma completa y amplia para que dispongas de toda la información que necesites al respecto.

El suelo, es un sistema biológico-mineral cuya función es la de darle sostén, espacio, nutrientes, agua y aire a las plantas. El desarrollo histórico del suelo se pone en evidencia en los estratos o capas que lo conforman, denominados horizontes c, b y a. Precisamente éste último estrato, compuesto por restos orgánicos y humus, es lo que habitualmente se conoce como tierra.

Los sustratos (denominados así en jardinería) son el soporte físico que cumple las funciones del suelo, pero no poseen las dinámicas del mismo, por lo que requiere el aporte de nutrientes y riego, incluso los llamados mejoradores físicos como el mantillo o el mulch, que le permiten agregar porosidad.

Los más conocidos son el compost y el agua con soluciones específicas en el caso de la hidroponia.