Huertos

Tierras de Incas

Una de las civilizaciones más importantes de la América prehispánica logró desarrollar técnicas de plantación de gran impacto y estudio. Las técnicas incaicas de plantación demostraron tener un gran impacto en la civilización que proponían y algunos resultados de sus prácticas se han extendido hasta la actualidad.

La plantación de cereales en terrazas fue una técnica incaica desarrollada para aprovechar los espacios de terreno en suelo montañoso. Si bien el solo hecho de plantar en terrazas ya constituye toda una novedad, existen otras curiosidades que demuestran que no solo se limitaron a evaluar técnicas de aprovechamiento del terreno, sino también otros aspectos relacionados con la plantación y sus resultados.

Investigaciones

Los terrenos altos de Perú representaron todo un desafío para los investigadores incaicos, que consiguieron desarrollar un importante número de variedades de maíz. La gran cantidad de variedades que pueden encontrarse hoy en día de este producto en el país provienen de los trabajos incaicos para mejorar y aumentar el tamaño de este comestible.

Tierra de todas partes

Las terrazas incaicas construidas sobre las montañas preandinas no solo contenían tierra del lugar donde se encontraban. Los investigadores incas se trasladaron a distintos puntos del continente y cogieron tierra de distintas partes para intentar reproducir plantas en otros climas. Trasladaron tierra y minerales que colocaron en terrazas para intentar dar lugar a nuevas plantaciones.

En las terrazas de Machu Pichu, la ciudadela perdida que posee un sinnúmero de terrazas para plantaciones, fue encontrada tierra que provenía de Brasil.

Todo esto viene a demostrar que la mezcla de tierras y productos no es de ahora. Hace miles de años que se empezó a practicar con gran éxito.