Consejos

Tipos de fertilizantes minerales

nitrogenous fertilizer

Cuando se trata de elegir cómo enriquecer nuestro suelo o tierra de cultivo, somos exigentes y ello es bueno. Los fertilizantes minerales son una de las muchas opciones, por lo que es importante conocer cuántos tipos hay.

Toma nota y elige en consecuencia…

Fertilizantes minerales directos

Los abonos minerales directos, son aquellos que contienen nutrientes de las plantas (N, P, K, Mg, B, Cu, Mn) y se subdividen a su vez  en fertilizantes simples y fertilizantes mixtos. Fertilizantes simples, se llama a los que  contienen generalmente un nutriente, por ejemplo hablamos de fertilizantes a base de nitrógeno (amonio, sodio y nitratos de calcio, sulfato de amonio, urea), o los de fertilizantes a base de fósforo  (por ejemplo conocidos con los nombres superfosfato, suelo roca de fosfato y fosfato dicálcico), o los fertilizantes de potasio (cloruro de potasio, 30 y 40 por ciento de sal de potasio, sulfato de potasio). Los fertilizantes mixtos (dobles y triples) son aquellos que contienen dos o más nutrientes (nitrophos, Amofoso, Nitrofoska).

Fertilizantes minerales indirectos

Este tipo de fertilizantes se utilizan para mejorar los productos agroquímicos y las  propiedades fisicoquímicas de los suelos  para activar sus nutrientes naturales  (por ejemplo, fertilizantes cal y yeso).

Los fertilizantes minerales  de ambos tipos son sólidos (en polvo o, más comúnmente, granulado) o líquidos. A la hora de elegir se pondera sobre todo la facilidad de aplicación que una u otra opción signifique para ti.

Otra clasificación

De acuerdo con su efecto sobre la solubilidad del suelo, los fertilizantes minerales se distinguen por ser ácidos, alcalinos o neutros. En todos los casos (excepto en el caso de los neutros) con su aplicación se pretende un doble objetivo: ajustar o equilibrar el pH del suelo a la vez que nutrir.