ConsejosPlantas y Flores

Tomillo planta medicinal

En nuestro post anterior dedicado al Tomillo, dejamos pendiente comentar más detalles de los motivos por los que esta planta es tan eficiente como planta medicinal.

Comienzo por las sustancias activas: aceite esencial con timol hasta el 50 por ciento, carvacrol, borneol cimol, pineno y otros, algo de tanino, glucósidos y resinas.

En cuanto a su acción curativa y uso, comentamos: el principio activo más importante es el aceite esencial que confiere a la planta su acción espasmolítica y desinfectante. Los pulmones y los bronquios, el estómago y el intestino, son los órganos a los que más ayuda el tomillo. El té o lo extractos en forma de gotas y jugos calman la tos convulsiva también la tos ferina, las bronquitis crónicas y agudas y los ataques de asma. El tomillo actúa como tonificante en el tracto digestivo. Estimula el apetito y hace que se digieran mejor las comidas. Elimina los fenómenos fermentativos y las dolencias convulsivas, normalizando también las heces malolientes.
Se lo utiliza en forma de té o también como componente de numerosas infusiones contra la tos y para el dolor de estómago, y un extracto de la planta es un elemento eficaz de muchos elixires, jugos y gotas contra la tos.
El baño de tomillo está indicado contra la tos, los nervios, el reuma y los trastornos intestinales.

Ahora bien ¿cómo se prepara? Todo depende de la forma cómo lo vamos a utilizar. Si es como infusión, veamos el método más difundido:

Modo de preparar el Tomillo: Se mezcla 1 cucharadita con cuarto litro de agua, se calienta hasta hervir y se cuela. Se bebe 3 tazas diarias templadas, y contra la tos se endulza con miel.