Consejos

Trucos y consejos para conservar flores cortadas

Gardening - woman cutting flower with pruning shears

Primavera y verano son las estaciones de las flores cortadas; es decir las cortamos y llevamos al interior de nuestro hogar. ¿Cómo hacer que duren más?

La buena noticia es que ello es posible y algunos de los trucos comienzan desde el mismo momento que tienes la intención de cortarlas. ¿Te preguntas cómo? Toma nota, este post no tiene desperdicio…

¿Cuándo cortarlas?

Aunque no lo creas, los trucos para conservar mejor las flores cortadas comienzan desde el mismo momento en que las cortas. Para empezar, existe una hora ideal para hacerlo: está comprobado que debemos elegir las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde. El motivo es muy sencillo: los tallos (es decir los tejidos vegetales de los mismos)  están más turgentes en esas horas en las que el calor no los ha debilitado aún.

¿Dónde cortarlas?

Por supuesto: es obvio que hemos de cortar por el tallo, pero a la vez ,ésta es la parte de la planta que más hay que cuidar o preservar porque es por aquí que las flores cortadas absorben los nutrientes del agua en la que la hemos colocado. A diferencia de cuando está en la tierra (en que la planta absorbe por su raíz) ahora el tallo es el órgano que la mantiene erguida y a la vez la alimenta, por tanto hay que dejar un tallo relativamente largo para que pueda cumplir bien esta función.

¿Cómo cortar?

Se recomienda un corte “seco” es decir que no desgarre los tejidos del tallo y en lo posible en diagonal porque así las funciones de absorción se ven facilitadas y la superficie de absorción será mayor en las flores cortadas.

Un detalle importante es que esta superficie de corte debe ser refrescada todos los días, es decir que diariamente deberías retirarla del recipiente en que las has colocado y cortar los trocitos de tallo que están en contacto con el agua para que se renueve esa superficie (con 0,5 cm será suficiente).