Consejos

Trucos y consejos para el jardín en verano

Pruning a rose in garden. Focus on the flower

Bienvenidos los trucos y consejos para el jardín de verano, época en la que nos gusta mucho más disfrutar que trabajar en nuestro jardín.

El calor nos desalienta, así que hay que dosificar energías y hacer lo necesario e imprescindible. ¿Quieres saber cuáles son esas tareas que aportan soluciones o por lo menos prevención eficaz de los problemas? Toma nota de los siguientes consejos…

Podar rosales

No de cualquier modo y no en cualquier momento: éstos deben ser podados después de la primera floración. El propósito es mantener su crecimiento bajo control y con posibilidad de recibir impacto de sol y suficiente ventilación en verano. Si llueve su follaje se secará más fácilmente, desalentando presencia de hongos y otras enfermedades típicas de la época.

Mantener limpieza general del predio

He aquí uno de los consejos más valiosos y útiles en realidad durante todo el año:  mantén limpio y aireado cada sector de tu jardín, poniendo énfasis en tomar precauciones para que no existan zonas donde el drenaje de suelo sea inoperante.

Prevenir presencia de plagas

Siempre prevenir – como dicen los sabios consejos- es mejor que curar. Nunca más valioso ese concepto que en este caso. Recomiendo asesorarte sobre qué productos podrías utilizar para controlar presencia de plagas no deseadas sin que esto limite presencia de insectos útiles tales como abejas o mariquitas que como bien sabemos son útiles.

Revisar plantas de follaje espeso

Buscamos presencia de cualquier cosa inusual: manchas a nivel de follaje, insectos, e incluso crecimiento inadecuado. Revisando con cuidado una vez por semana podrás prevenir cualquier problema antes de que tome magnitud de desastre.

Riego controlado

Lo mejor es invertir en un sistema de riego por goteo, es decir abundante agua a nivel de suelo (donde realmente las raíces la necesitan) y lo mínimo o nada a nivel de follaje. Esto es difícil porque regar con manguera y grandes chorros de agua simplemente nos “encanta” porque siempre nos da la sensación de que “refrescamos” nuestro jardín.