Huertos

Un inesperado tesoro en el jardín

Gold pirate treasure - chest full of gold

Una pareja de California ha cumplido ese sueño que muchos guardamos secretamente desde nuestra infancia: encontrar un tesoro escondido. Y además a apenas unos pasos de su casa… en su propio jardín.

La noticia nos la cuentan en el periódico Vanguardia de México, donde nos aclaran que los protagonistas no han querido desvelar sus nombres… pero no nos hacen falta, desde luego, para envidiarles (de forma muy sana, eso sí) por su buena e inesperada fortuna. La pareja, residente en Sierra Nevada, California, estaba sacando de paseo a su perro de manera apacible, como tantos otros días, por su jardín, cuando se percataron de que algo sobresalía de la tierra; el borde de un recipiente metálico. Lo desenterraron y encontraron, para su sorpresa, nada menos que una considerable cantidad de monedas de oro. Pero no acaba ahí la cosa: tras darse cuenta de que parecía haber más debajo, continuaron escarbando y sacaron a la superficie siete latas más. Todas ellas a rebosar de monedas. En total, 1427.

Más de 10 millones de dólares

La cifra que esta pareja podría conseguir por la venta de las monedas aparecidas en su jardín es vertiginosa: se estima que valen, en total, unos 10 millones de dólares, siempre que se consigan vender en subasta en mayo, como pretenden. De no venderse en subasta podrán obtener, por su venta directa, bastante menos. Casi 28.000 dólares, que tampoco es una cantidad desdeñable, está claro. Sobre todo teniendo en cuenta que les ha “caído del cielo”…

Las monedas datan del siglo XIX, probablemente de entre 1847 y 1894, por lo que estamos hablando con casi toda certeza de un vestigio de la famosa fiebre del oro que sacudió el territorio norteamericano en dicha época. De hecho, el hombre afirmó que, al encontrarlos, casi sintió que iba a aparecer “un viejo minero montado en mula” en algún momento. Desde luego, habría sido el colofón.