Plantas y Flores

Una espléndida exhibición de colores

Colourful flowers and other plants

Desde luego el modo más barato de hacerse con una colorida colección de plantas de maceta es cultivarlas a partir de sus propias semillas.

Algunas florecen unos cuantos meses después de su siembra en tanto que otras necesitan todo el invierno para convertirse en elegantes y grandes ejemplares en la primavera.

De todas las plantas de macetas fáciles de cultivar, las Cinerarias, entre otras, son probablemente de las más exóticas y llamativas.

Las Cinerarias se cubren de flores parecidas a margaritas en todos los colores imaginables a excepción del amarillo.

Los tipos Multiflora enanos son nítidos y compactos, con brotes más profusos, pero menores, que los de flores grandes.

Estos últimos resultan espléndidos para exhibiciones y muestras.

Se puede obtener un tipo Stellata, más alto, con flores estrelladas y también formas de flor doble, aunque estas últimas tienen limitaciones en cuanto a la gama de colores y florecen menos libremente.

Es mejor sembrar la semilla al comienzo del verano, pero si se hace antes las plantas florecerán a mediados del invierno. Pasar los plantones a macetas de 6 cm y después a macetas de 12 cm. Durante el invierno solo es necesario impedir la congelación.

Debe haber buena luz; pero las Cinerarias no agradecen el sol fuerte ni las temperaturas altas, que les hacen marchitarse.

Son, sin dudas, una hermosa manera de iniciarse en el cultivo de plantas de macetas; y obtener en corto tiempo un maravilloso y colorido rincón en el interior de nuestros hogares.