Consejos

Uso de insecticidas en el jardín (I)

uso-de-insecticidas-en-el-jardan-i

Los insecticidas en nuestros hogares cumplen un rol muy importante, ya que son nuestros aliados al momento de combatir las plagas del jardín, las cucarachas, los mosquitos o las moscas, tan comunes y molestos, especialmente en estos meses de calor. Hemos de recurrir a ellos con frecuencia, especialmente en razón de lo prácticos y efectivos que son.

Sin embargo, algunos compuestos químicos con los que están fabricados son perjudiciales para la salud. El propósito de este primer post es comentarte cuáles son y cómo proceder respecto a ellos.

Aquellos de mayor toxicidad son los llamados organofosforados, como el dicloro, que es altamente venenoso. Se utilizan especialmente en las plaquetas y en los aerosoles para eliminar los insectos rastreros. Su toxicidad a largo plazo tiene efectos prejudiciales que según se cree, pueden incidir en factores que promueven la aparición de células cancerígenas.

Otro grupo de riesgo que se puede mencionar son los organoclorados, como el lindano y el DDT. Este último está prohibido especialmente a nivel doméstico en algunos países, por su acción residual y contaminante que afecta al ser humano, a la naturaleza, en especial a los cultivos y por consecuencia a la cadena alimenticia.