Consejos

Usos medicinales del ajo

Garlic close up

Te invito a pensar seriamente en cultivar ajos en tu hogar. Puede ser en tierra plena o en macetas y es tan fácil  como colocar en la tierra un “diente” de ajo. ¿Las ventajas? muchísimas y van más allá de lo gastronómico.

Las abuelas lo dicen una y otra vez: el ajo es bueno para todo, desde lo gastronómico hasta lo medicinal. Son notables sus potencialidades terapéuticas, por lo que te invito a aprender un poco más al respecto…

 Alivio, reducción del dolor

En mi opinión es una de las propiedades medicinales del ajo que resulta más versátil e interesante. Se ha demostrado que el consumo regular de ajo es capaz de reducir el dolor y otros síntomas en personas con artritis reumatoide. Por otra parte, recientes investigaciones, revelaron que el incremento de ajo en la dieta, reduce el tamaño de algunos tumores cancerosos y ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, particularmente aquellos en los intestinos. Están en curso, investigaciones que intentan probar fehacientemente lo que ya se sabe a nivel popular: la relación entre el ajo y las enfermedades del corazón, en especial, las dosis y los casos específicos en que puede (o no) ser usado, por lo que se recomienda no usar suplementos de ajo sin consultar con un profesional de la salud natural.

Un potente antibiótico

En relación a este atributo, no exageramos al decir que ya desde culturas ancestrales se veneraba al ajo como a cualquiera de los amuletos más preciados: se tenía bien claro el potencial medicinal del mismo.

Me refiero a uno de los usos más antiguos de ajo: como un antibiótico. El ajo literalmente mata a una amplia gama de microbios, incluidos virus, bacterias, hongos y parásitos, y puede ser muy  eficaz contra enfermedades como el pie de atleta, candidiasis (infección por hongos en la boca) y la diarrea viral.